Concertación de lo básico

0

Con frecuencia -y desde hace años- surgen propuestas de pactos para todo. Subyace entre los poderes políticos, en las organizaciones civiles y en la comunidad empresarial la necesidad de unos acuerdos mínimos que son necesarios, pero lastimosamente no pasan de ser flores de un día, diluidos por intereses particulares, la desconfianza, la polarización ideológica y el desinterés colectivo.

Un paso adelante frente a la amenaza arancelaria

0

Calmadas, en parte, las aguas entre México y Estados Unidos por cuenta de la presión arancelaria que el presidente Donald Trump ejerció contra el mexicano Andrés Manuel López Obrador para obligarle a ejecutar acciones más decididas y comprometidas contra la migración, ya pocos dudan de que una acción similar pueda recaer, aunque suene absurdo, sobre Colombia una vez surjan de nuevo los pendientes que indisponen a los estadounidenses contra nosotros, en particular los relacionados con el narcotráfico.

Relevos generacionales 

0

La convivencia generacional en las empresas fue un asunto históricamente rutinario al menos hasta hace una década, cuando comenzaron a integrarse al mercado laboral los hijos de la tecnología y quedó relegada la tradicional convivencia entre los mayores con experiencia y estabilidad y la llegada de las generaciones más jóvenes, entonces más dispuestas a la adaptación institucional, que aspiraban a un sueldo progresivo y a crecer sin grandes sobresaltos.

Aprender a desaprender

0

Una buena noticia recibió Colombia la semana pasada al mejorar seis posiciones en el índice de competitividad del Institute for Management Development y en el que el país quedó ubicado 52 después de estar en la 58 el año anterior. El salto, de acuerdo con el estudio, se dio principalmente por el desempeño en Eficiencia Empresarial. Un bálsamo para la percepción económica del país y un indicador de muy alto valor para los inversionistas.

La amabilidad no cuesta

0

Muchos colombianos esperábamos que los acuerdos de paz se convirtieran en un punto de partida para la reconciliación nacional y la tolerancia política, como factor determinante para una nueva historia colombiana donde primaran las virtudes y dejáramos de lado la agresividad, los malos hábitos y las malas maneras que se alimentaron con décadas de confrontación armada y siglos de marginación y pobreza.

Estabilidad con incertidumbres

0

Una de las curiosas particularidades de la economía colombiana es que va bien o mal según quien la analice. Entre los mismos empresarios no hay unanimidad. Según una encuesta de la Andi, 64,6% de los industriales considera la situación actual de su empresa como buena. Pero, aunque la percepción sobre el clima de negocios sea positiva, prevalece en el ambiente empresarial cierta sensación de incertidumbre, alimentada por la falta de certezas jurídicas y una permanente tendencia del Estado a cambiar las reglas del juego, a la enorme capacidad que tienen los poderes para fabricar normas, decretos y leyes que mutan en la medida en que transitan. Si bien el Gobierno se ha esforzado para reducir gran cantidad de trámites y agilizar otros tantos, la falta de coordinación en la interpretación de los mismos a través de los funcionarios de turno, donde cada quien aplica lo que entiende, muy acorde con el santanderismo que a veces nos gobierna ...

Evolucionar para atraer

0

Durante algo más de una década, Colombia cimentó sus tácticas para atraer inversión en las ventajas de su posición geoestratégica, la cercanía con Estados Unidos, contar con acceso a 1.500 millones de consumidores en el mundo a través de los TLC, una atención especializada por sector y la posibilidad de construir la oferta de valor a la medida de cada inversionista. La estrategia dio los frutos esperados. Esas condiciones, a pesar de que siempre se puede mejorar y de las fuertes sacudidas de la economía internacional, cumplían con las expectativas de los inversionistas, que en su mayoría, buscaban a Colombia por su atractivo mercado interno, pero también como una plataforma de exportación e importación. Así, entre 2010 y 2018, según el Banco de la República, cerca de 1.100 empresas extranjeras invirtieron en el país US$118.911 millones. El 40,3% de esos recursos llegaron a proyectos minero-energéticos, y el 59,7% se dirigió a no mineros, entre ellos manufacturas, financiero, ...