Estabilidad con incertidumbres

0

Una de las curiosas particularidades de la economía colombiana es que va bien o mal según quien la analice. Entre los mismos empresarios no hay unanimidad. Según una encuesta de la Andi, 64,6% de los industriales considera la situación actual de su empresa como buena. Pero, aunque la percepción sobre el clima de negocios sea positiva, prevalece en el ambiente empresarial cierta sensación de incertidumbre, alimentada por la falta de certezas jurídicas y una permanente tendencia del Estado a cambiar las reglas del juego, a la enorme capacidad que tienen los poderes para fabricar normas, decretos y leyes que mutan en la medida en que transitan. Si bien el Gobierno se ha esforzado para reducir gran cantidad de trámites y agilizar otros tantos, la falta de coordinación en la interpretación de los mismos a través de los funcionarios de turno, donde cada quien aplica lo que entiende, muy acorde con el santanderismo que a veces nos gobierna ...

Evolucionar para atraer

0

Durante algo más de una década, Colombia cimentó sus tácticas para atraer inversión en las ventajas de su posición geoestratégica, la cercanía con Estados Unidos, contar con acceso a 1.500 millones de consumidores en el mundo a través de los TLC, una atención especializada por sector y la posibilidad de construir la oferta de valor a la medida de cada inversionista. La estrategia dio los frutos esperados. Esas condiciones, a pesar de que siempre se puede mejorar y de las fuertes sacudidas de la economía internacional, cumplían con las expectativas de los inversionistas, que en su mayoría, buscaban a Colombia por su atractivo mercado interno, pero también como una plataforma de exportación e importación. Así, entre 2010 y 2018, según el Banco de la República, cerca de 1.100 empresas extranjeras invirtieron en el país US$118.911 millones. El 40,3% de esos recursos llegaron a proyectos minero-energéticos, y el 59,7% se dirigió a no mineros, entre ellos manufacturas, financiero, ...

Regionalización Abierta

0

A comienzos de los años 90, en los tiempos de la apertura económica en Colombia, cuando entró en vigencia la Zona Andina de Libre Comercio y el mundo vivía un auge de integración importante con tres polos de desarrollo predominantes, Estados Unidos, la Comunidad Europea y Japón, y China apenas despuntaba en el horizonte, los economistas de la Cepal hablaban de una “regionalización abierta de América Latina para su adecuada inserción internacional”.

Estados Unidos: continuidad, tensiones y oportunidades

0

Después del discurso del “Estado de la Unión” del presidente Donald Trump en el Congreso estadounidense me quedaron algunas sensaciones en lo que respecta a Colombia. La primera es que no renunciará a que haya un cambio en Venezuela en el corto plazo y que eso nos involucra a los colombianos, y que mantendrá la presión sobre los países que tienen asuntos de pendiente cumplimiento, como es el caso de Colombia con relación a la expansión de los cultivos ilícitos, la propiedad intelectual, la reforma pensional o la chatarrización.

A tiro de piedra

0

Pasan y pasan los años y pareciera que no nos damos cuenta que tenemos el mayor mercado del mundo a tiro de piedra. Lo repetimos tantas veces que se volvió un lugar común. Voy a mencionar un solo dato para subrayar la dimensión de lo que tenemos dentro de nuestro campo de tiro: toda la economía colombiana cabe nueve veces en la de California, cinco en la de Texas y tres en la de Florida, los principales estados a donde llegan casi el 60% de nuestras exportaciones.

Un agro con potencial, clave para la diversificación

0

Uno de los principales objetivos en la relación comercial con Estados Unidos, principalmente, desde que suscribimos el TLC en 2012 ha sido diversificar la oferta exportable hacia ese país para que nuestras ventas externas no dependan únicamente de los productos minero-energéticos. En la búsqueda de ese objetivo el agro ha sido el sector que se ha mostrado como uno de los sectores con mayor potencial para tomar un protagonismo.

Pronósticos a la baja, expectativa al alza

0

El presidente Donald Trump atravesó la mitad de su mandato sin que se logre entrever un cambio en sus políticas comerciales y, por el contrario, todo indica que para los próximos dos años consolidará su política de “América primero”, prolongando las tensiones con los países que considera se han aprovechado de la generosidad estadounidense, presionando a sus empresarios a regresar del exterior con sus inversiones, rebajando sustancialmente los impuestos y reduciendo las regulaciones, medidas infalibles para estimular las inversiones y la generación de empleo, y que contribuyen a allanar el camino hacia la reelección. Los invito a leer el análisis para Caracol Radio, a quienes agradezco por el espacio editorial