El miedo y la pereza

0

Entre las noticias de temporales y nubarrones en los mercados mundiales y sus coletazos domésticos me encontré esta semana con dos informaciones que me llamaron poderosamente la atención: un sondeo privado que refleja los temores (y el pesimismo) de algunos empresarios para exportar y una interesante definición sobre el síndrome del burro amarrado: “si me va bien en Colombia para que me arriesgo afuera”.