Frente a los desafíos, creatividad y persistencia, Maria Claudia Lacouture

0

Por Maria Claudia Lacouture, ProColombia está en constante evolución porque su condición como entidad de promoción le obliga a monitorear los mercados, a conocer las tendencias para mejorar la oferta, las herramientas para superar los obstáculos. Estamos en capacidad de generar información de mucho valor para los exportadores, podemos identificar quién es el cliente, el competidor, lo que demanda el consumidor, los canales de distribución, la normatividad de los mercados y los aliados.

Hay nuevos determinantes que están siendo más influyentes entre los consumidores. El consumidor ha cambiado mucho. Es más saludable, más tecnológico, muy digital, interesado en más experiencias, comprometido con el entorno, dispuesto a pagar más. En un mundo multicanal, hay que ampliar los canales de llegada al consumidor y sobre todo hay que entender que para ofrecer, negociar, vender y comprar cada día son más utilizadas las herramientas virtuales.

La información que provee ProColombia deja de tener importancia si no contamos con el trabajo en equipo con los empresarios, pues la entidad no produce y no hace los negocios, los facilita, los propicia. Siguiendo la directriz del presidente Juan Manuel Santos estamos haciendo el mayor esfuerzo para encontrar soluciones que ayuden a exportar más.

ProColombia busca inversión extranjera productiva que estimule la competitividad, la capacitación del talento humano, la generación de empleo y, como ya ha sucedido en varios casos, se convierta en plataforma exportadora. Estamos trabajando con las regiones para jalonar anclas que permitan complementar el ecosistema de producción nacional con el fin de impulsar el aparato productivo, se transfiera conocimiento, se mejore la innovación y se genere el crecimiento de las empresa a través de la internacionalización.

La dispersión de la producción, la complejidad tecnológica y la globalización de las relaciones económicas ha generado un producto que se llama “hecho en el mundo” que nos obliga a ver las cadenas globales no apenas como una oportunidad sino como un imperativo.

Para atender la meta y la estrategia fijada por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de tener 30 mil millones de dólares en exportaciones no mineras en 2018,  ProColombia renovó su estrategia para acercar más la oferta a la demanda y para que el país se inserte con éxito en las cadenas globales de valor a través de diversos programas de asistencia técnica internacional y de formación exportadora.

Inició, por ejemplo, la segunda fase del Programa Mipyme Internacional para acompañar a 500 empresas en la creación de sus áreas de comercio exterior con el objetivo de que empiecen a exportar de manera permanente en un año.

Y ante la coyuntura de contracción internacional también fortalecimos las herramientas para favorecer el flujo de información especializada para los empresarios y se ajustaron los servicios de la entidad en asuntos más específicos.

El trabajo articulado ha sido garantía de buenos resultados, permitiendo tener cobertura nacional. Encontramos aliados importantes en las agencias de promoción regional, los gremios, las cámaras de comercio, los burós y las autoridades para identificar proyectos que puedan interesar a los empresarios internacionales así como los aspectos a reforzar para enfocar los esfuerzos.

Trabajamos para fortalecer el tejido empresarial exportador constante; para que las grandes empresas exporten más y las pequeñas crezcan en la internacionalización; para continuar facilitando y promoviendo las oportunidades de encadenamientos productivos y el aprovechamiento de los acuerdos comerciales.

La Cepal reconoce el esfuerzo de Colombia por diversificar, destacándolo como un caso para mostrar en la región, aunque con la salvedad de que el reto sigue siendo el de la diversificación productiva para disminuir la dependencia de las materias primas. El banano, por ejemplo, no solo se puede vender como fruta, el consumidor internacional está demando chips, snacks, harina de banano entre otras oportunidades. Lo mismo ocurre con productos como el café o el cacao que se utilizan en diferentes presentaciones de bebidas o snacks. En todas las regiones hay ejemplos.

En cinco años ProColombia trajo al país 13.621 empresarios extranjeros para que conozcan esa oferta exportable colombiana y en cada visita la pregunta recurrente es por el valor agregado que se le están dando a los productos. Es un imperativo para ser competitivo.

La coyuntura económica internacional exige que los sectores público y privado articulen acciones conjuntas para fortalecer el aparato productivo, dinamizar el desarrollo de las regiones y contribuir a la generación de empleo.

Necesitamos el compromiso de todos: ante el ritmo cambiante de la economía el mejor antídoto es actuar, entrar al juego, jugar en equipo, jugar para ganar y que todos ganen.

María Claudia Lacouture
Presidenta de ProColombia

@mclacouture

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *