Perseverar, perseverar, perseverar

0

Uno de los valores que tengo la fortuna de haber heredado de mi padre es el de la perseverancia. Siempre le escuché a Alfredo Lacouture -hombre sabio y persistente- que las tareas no se quedan a medias, que las metas son para cumplirlas y que nunca había que detenerse sin cumplir la milla extra. No hubiera llegado a la Presidencia de ProColombia sin esas premisas que me cuido de cumplir desde que comencé como pasante de la entidad hace ya 20 años.

Aprendí que la perseverancia está atada al espíritu de la marca, al alma de la empresa, al corazón del éxito. Es la mejor gasolina para llegar a la meta.

Lo veo todos los días en algunos empresarios colombianos con su firme disposición para aprender de los mercados y competidores, para adecuar su oferta a la demanda y tomar decisiones que los lleven a ser más competitivos.

Así lo expuse en un foro del diario La República sobre el tema. Es necesario perseverar en la diversificación, en la innovación, en la competitividad y la productividad.

Se de empresarios que tuvieron que cambiar completamente la imagen de su producto para que se adaptara a lo que el cliente internacional buscaba; que ajustaron los tamaños, las tallas, los colores o el empaque; o que empezaron a darle un valor agregado a sus productos para diferenciarse de la competencia.

ProColombia acompaña en ese proceso que sabemos toma tiempo y esfuerzo.

Es nuestra razón de ser y por ello centramos el servicio en la transferencia de conocimiento y servimos como facilitador y promotor de las oportunidades de negocios, de encadenamientos productivos y el mayor aprovechamiento de los acuerdos comerciales.

Para la efectividad de esas herramientas se necesita de empresarios perseverantes. Es la cualidad para superar barreras, encontrar sinergias, explorar nuevas opciones y conocer los mercados, sus tendencias y lo que necesita nuestra oferta para adecuarse a la demanda.

Igual de importante es salir y conocer los mercados, estar en las ferias representativas del sector, saludar a los clientes y conocer nuevos, recorrer los canales de distribución, estudiar la competencia y su forma de exhibir los productos.

La perseverancia es también nuestro motor como entidad de promoción. Perseveramos en la búsqueda de nuevos mercados y clientes para los productos colombianos; en la de inversión extranjera productiva, en la generación de empleo, en la capacitación del talento humano, en las buenas prácticas; en el propósito nacional de convertir a Colombia en un destino de talla mundial, que lleguen más vuelos, más cruceros, más viajeros.

También perseveramos en la promulgación de los valores nacionales, del orgullo colombiano, en el espíritu colectivo de un pueblo pujante, talentoso, creativo, alegre, amable e ingenioso.

Perseverar no es una opción: es un imperativo para construir el país que todos necesitamos.

María Claudia Lacouture
Presidenta de ProColombia

@mclacouture

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *